La fiesta que dejó de serla


“El día del 7 de noviembre, el día rojo del calendario”, este versecillo infantil acompañaba a nosotros, a los que ha crecido durante la época soviética, durante muchas generaciones. Era una fiesta oficial más importante en la URSS. En la noche del 7 al 8 de noviembre (según el calendario gregoriano) tuvo lugar la Revolución de Octubre (porque según el calendario juliano vigente en el Imperio ruso y mantenido hasta 1918, todo sucedió en la noche del 24 al 25 de octubre), también conocida como Gran Revolución Socialista de Octubre. Tal noche tras un disparo de los cañones del crucero Aurora que así dio un señal para el asalto del Palacio de Invierno en Petrograd (así entonces se llamaba San Petersburgo), un grupo de obreros, soldados y marinos, todos armados, tomaron el Palacio de Invierno que fue un sede del Gobierno Provisional, al cual lo destronaron y establecieron el Poder Soviético que reinó durante los 73 años posteriores.

 

cruiseraurora061609

El crucero Aurora. Foto de Wilson44691

No voy a relatar toda la historia, pero comparto ciertos recuerdos del “día rojo” del calendario soviético. Los comunistas siendo ateístas “canonizaron” esta fecha haciendo un ícono de todo lo sucedido aquella noche. Todos los 7 de noviembre toda la gente de todas las ciudades y pueblos del país estuvo obligada salir a manifestaciones en honor del nacimiento del poder soviética. Habían quienes tuvieron toda la fe a los comunistas y sintieron mucha alegría por vivir en los tiempos “históricos”, pero mostrar la fe y alegría deberían todos. Por eso mirando desde fuera a las mencionadas manifestaciones podría parecerse que toda la población soviética estaba exultada, cantando canciones revolucionarias, llevando banderines y  flores de papel (por la ausencia de las flores vivas en Rusia invernal, es que normalmente el noviembre en la Rusia central es un pleno invierno) y pasando horas en frío, y sin la ropa y calzado suficiente en la mayoría de los casos. Las autoridades soviéticas por su parte observaban las manifestaciones desde tribunas, saludaban a todos los grupos gritándoles “Hurra, camaradas” y de todos los lados sonaban los “hurras” de respuesta.

Workers March in Annual May Day Parade, Moscow

Foto de este sitio

Hoy en día hay quienes sienten una nostalgia por esos tiempos, pero no soy yo. Cuando se ha cumplido el 65º aniversario de la revolución, mi madre siendo algo disidente, brindó por la edad jubilatoria del poder soviética (es que así fue la edad para jubilarse en la URSS), y tenía razón: poco a poco el poder iba debilitándose hasta su desaparición. No voy a decir si está mal o bien, la historia y el tiempo lo ordenan todo mejor. Ahora el 7 de noviembre ya no celebramos “el día rojo del calendario” (salvo ciertos países de ex URSS). En lugar de esta fiesta primero fundaron (y pronto anularon) “el día del acuerdo y reconciliación” con la misma fecha, luego y hasta ahora, el Día de la Unidad Popular que se celebra el 4 de noviembre y la verdad es que todavía pocas personas la conocen ciertamente esta fiesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s