Uno de los tesoros de oro: la ciudad de Kostromá


Este año está celebrando su 50º aniversario un famoso circuito turístico llamado el Anillo de Oro de Rusia. La ruta abarca un conjunto de las ciudades antiguas de la Rusia central, al noreste de Moscú.  En todas las ciudades del Anillo de Oro se encuentran múltiples monumentos histórico-artísticos, como monasterios y conventos, iglesias y catedrales, fortalezas y ciudadelas (que se llaman los kremlin en ruso). Estas villas medievales no sólo conservan sus cascos históricos que habían visto muchos acontecimientos del pasado, sino muchas de ellas son auténticos museos al aire libre, además son sedes de la artesanía tradicional y guardan un singular espíritu de la vida provincial (en Rusia este término corresponde a la vida tranquila y sencilla, propia de las ciudades pequeñas, en contraposición a la metropolitana). Muchos monumentos están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las ciudades del Anillo de Oro están situadas en varias regiones (los óblast en ruso) de Rusia a distancias entre 70 y 360 kilómetros de la capital, y su número todavía sigue estando un objeto de la discusión, aunque cada vez va aumentándose. Según la tradición establecida, en la lista del Anillo están incluidas las ocho ciudades principales: Sérguiev Posad, Pereslavl-Zaleski, Rostov Veliki (Rostov la Grande), Yaroslavl, Kostromá, Ivánovo, Súzdal y Vladímir. La idea de la ruta y su denominación es un fruto de una serie de ensayos sobre las ciudades antiguas de la Rusia central, realizadas por  Yuri Bichkov, un periodista y un especialista en artes del periódico “La cultura soviética”. Fue él quien elaboró la ruta circular desde Moscú visitando todas las ciudades mencionadas en cinco días y regresando a la capital por otra carretera. Las distancias entre todas las ciudades necesitan tan sólo varias horas en coche, lo que hace la ruta muy cómoda para visitar muchos lugares emblemáticos a la vez durante varios días.

anillo_oro

El mapa esquemático del circuito del Anillo de Oro de Rusia. La foto de este sitio.

Una de mis ciudades favoritas del Anillo de Oro es Kostromá: probablemente porque allí he pasado varios años de mi infancia y hasta ahora tengo muchos amigos entre sus ciudadanos, o bien por la belleza de su casco histórico donde destacan no sólo monumentos religiosos sino civiles. Me encantan sus edificios de color blanco y amarillo armonizando en verano con azul de cielo y verdor de árboles. Todo el conjunto está construido en la época del clasicismo de finales del siglo XVIII.

dsc02188ab

Edificio para el Cuerpo de Guardia construido a principios del siglo XIX. Durante la época soviética aquí se estableció primero la biblioteca, luego un registro civil, desde 1996 el edificio está entregado al Museo de Kostromá.

dsc02187a

La torre del bombero, mencionada en la entrada reciente de este blog.

dsc02192a

La casa del teniente general Borschov construido en el 1824. Aquí se alojó el emperador Nicolás I de Rusia durante su visita a la ciudad. Ahora aquí se ubica el Juzgado de distrito.

La ciudad estuvo fundado en 1152 por el príncipe (kniaz) Yuri Dolgoruki, «Yuri el del Brazo Largo», también conocido como el fundador de Moscú. Ya en el siglo XIII Kostromá se ha convertido en la capital de un principado feudal, aunque por poco tiempo. Más tarde entra en el Gran Principado de Moscú. Durante la Época de Inestabilidad de principios del siglo XVII  los milicianos de la ciudad tuvieron un papel muy importante en la lucha contra la intervención polaca, y un campesino llamado Iván Susanin se queda hasta ahora en la memoria popular como un héroe que empantanó a los invasores a un tremedal que son abundantes en bosques de alrededores de la ciudad. Así salvó la vida del futuro monarca rusa.

p1050962a

Monumento a Iván Susanin en el centro de la ciudad.

Fue aquí, en el Monasterio Ipátiev, dónde estuvo refugiado el futuro zar  Miguel I de Rusia , el primero de la Casa Románov, siendo menor de edad. Y desde aquí fue llamado a reinar en 1613, dando principio al Imperio ruso.

dsc02275a

La vista del Monasterio Ipátiev desde el puente sobre el río Kostromá.

 

p1050926ab

La catedral de la Santísima Trinidad está situada dentro del recinto amurallado del monasterio.

ipatios_monastery_kostroma_07

Todas las paredes en el interior de la catedral está pintada con los frescos. Foto de MatthiasKabel.

ipatios_monastery_kostroma_06

Palacio de los Románov en el territorio del Monasterio Ipátiev. Foto de MatthiasKabel.

El escudo de Kostromá sancionado por la misma Catalina II de Rusia, representa una galera a bordo de la cual la emperatriz llegó a la ciudad por el río Volga.

coat_of_arms_of_kostroma-svg

Escudo de Kostromá. Foto de Popadius.

Fue ella quien también sancionó un plan general de la construcción urbana. Entre los ciudadanos se cuenta una leyenda que planeando las calles de Kostromá, su majestad soltó su abanico que cayó abriéndose ampliamente, y así las calles de la ciudad van divergiéndose en rayos a muchas direcciones desde la plaza central, a modo de un abanico.

kostroma_1781

El plano de Kostromá del año 1781. La foto muestra un documento del archivo de la cancillería personal de Su Majestad Imperial. Fuente: Wikipedia.

Como un gran monumento a la reforma urbana de Catalina II del siglo XVIII, ocupan su lugar las Galerías Comerciales. Cada una de ellas presenta un recinto cerrado por todo el perímetro del cual se encuentran tiendas y puestos comerciales, y en su parte interior hay un gran patio con galerías menores o mercados. Todas las Galerías llevan sus propios nombres: las Galerías Rojas (la mercancía roja, es decir bella, – así se llamaban en aquellos tiempos  los artículos de la manufactura textil, de cueros y librerías), las Galerías Harineras, Panaderas, Carniceras, etc… Hasta ahora cumplen su función inicial siendo una serie de tiendas y mercadillos.

dsc02189a

 

P1050961a.jpg

El monumento a Iván Susanin con las Galerías al fondo.

dsc02195a

Casi todos los monarcas rusos visitaron la ciudad recordando que era una cuna de la última dinastía real. El 300º aniversario de la Casa Románov estuvo celebrándose aquí muy ampliamente en 1913, y además fue entonces cuando empezaron erigir un monumento en honor de dicho acontecimiento histórico. El monumento había pensado como una construcción de 36 metros de altura en forma de una ermita , con 26 esculturas alrededor del pedestal y con muchos bajorrelieves, que mostrarían los más importantes hechos de la historia rusa. Pero lo único que lograron hacer fue sólo un pedestal. Porque la Primera Guerra Mundial impidió finalizar el proyecto. Después de la guerra ocurrió la Revolución de Octubre y los comunistas llegaron al poder, así acabando con el monumento entre otras cosas. Las estatuas que ya habían hecho fueron refundidos. La mayor parte de las iglesias con sus campanarios también fue destruida por los comunistas, y así la ciudad se ha quedado descabezada, sin sus famosos dominantes de altura. Después de la muerte de Lenin las autoridades soviéticas decidieron erigir un monumento a su líder sobre el pedestal de los Románov. Hasta ahora interpretamos eso como la ironía de la suerte (la otra es que la historia de la Casa Romanov llegó a su fin con un fusilamiento de toda la familia real en casa que también lleva nombre de Ipátiev, en este caso en Ekaterimburgo).

Además en Kostromá hay muchos monumentos religiosos y civiles así como  varios museos y rincones singulares. Por ejemplo, el Museo de la Arquitectura de madera al aire libre, con sus iglesias, casas campesinas, molinos de viento, todo en medio del paisaje hermoso, por lo menos durante la temporada cálida.

dsc02270a

 

 

DSC02267a.jpg

dsc02268a

La ciudad es famosa como un centro de la industria textil a base de lino, de la industria de madera y por su artesanía de orfebrería y joyería. Kostromá está ubicada a orillas del río Volga y tiene un importante puerto fluvial. Durante todo el verano por el puerto pasan cruceros turísticos que tienen aquí unas paradas largas para que los visitantes de la ciudad puedan conocer todas sus curiosidades. Las playas de arena permiten disfrutar del sol y de baños en verano.

p1050956a

El Volga a su paso por Kostromá.

p1050960a

No olvidéis pasar por esta ciudad hospitalaria en vuestro viaje por Rusia.

 

Anuncios

6 pensamientos en “Uno de los tesoros de oro: la ciudad de Kostromá

  1. Lord Alce

    Si hay algo que me fascina (y ojo, que no he sido testigo en persona, sino que me remito a fotos como las tuyas e imágenes de video) de la arquitectura rusa, aparte de ese poso bizantino que ya comentamos en su día, son los vivos colores de tejados y fachadas. Me parecen impresionantes. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. vozdemoscu Autor de la entrada

    Puede ser que sí, no es fácil evaluarlo porque todas las ciudades son diferentes. Las calles modernas de las ciudades rusas tienen aspectos idéntico y abatido, salvo ciertos rincones. Pero las calles antiguas sí, tienes razón. ¡Gracias! ¡Un saludo!

    Me gusta

    Responder
  3. Pingback: La guitarra rusa: no es la balalaica | vozdemoscu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s