Archivo de la etiqueta: Naturaleza

Después del huracán


Otra vez estoy desaparecida de mi blog por motivos de los cuales os contaré pronto (así como volveré a leerlos todos, sólo necesito un poco más tiempo para eso). Pero ahora me encuentro bajo la impresión muy fuerte y quería compartirla con vosotros. Como posiblemente ya sabéis, hace dos semanas, 29 de mayo Moscú sufrió una catástrofe de origen natural, la tormenta que causó al menos 15 muertos y 200 heridos, sin mencionar muchas destrucciones por toda la ciudad y sus alrededores. Así vivimos en la parte europea de Rusia: no sufrimos terremotos ni erupciones de volcanes (por su ausencia), pero al menos una vez al año, normalmente en verano, un elemento desenfrenado de la naturaleza nos ofrece una tormenta de mucha fuerza. El peligro principal en este caso consiste en árboles y ciertas construcciones urbanas que caen desde su altura, matando o hiriendo a las personas, aplastando coches y llevando otras desgracias. En 1904 casi todas las construcciones de madera en Moscú fueron desaparecidos o destruidos por causa del huracán. La tormenta de este año fue también muy fuerte, una de las más fuertes que tuvieron lugar durante toda la historia de observaciones meteorológicas. La velocidad del viento alcanzó a 130 metros al segundo. Por pura suerte, en mi barrio el huracán casi no resultó la caída de árboles (aunque muchos ya cayeron en los años anteriores). Cuando vi por la ventana de casa que empezaba algo horrible, mi hijo iba a salir al cole (tuvo clase por la tarde), y le dije que no salga, teniendo mucha razón, como vimos luego. Bueno, ya pasó mucho tiempo, y el domingo salí con mi familia a nuestro favorito parque nacional, Losiniy Ostrov (La Isla de los Alces), a distancia de tan sólo diez minutos andando desde nuestra casa. Y eso es lo que se ha abierto ante nuestros ojos.

P1100016a

Sigue leyendo

En la isla museo


¡Hola a todos! Pido vuestro perdón por un largo intervalo desde mi última entrada debido a varias razones. Ahora vuelvo con varias imágenes que he traído desde un viaje al norte de Rusia hace varios años. Con motivo del Día de los Museos, celebrado el jueves pasado, y de la Noche de los Museos, que se espera este fin de semana, voy a presentaros un museo ruso muy especial. Se trata de Kizhi Pogost, que está situado al aire libre, en la isla Kizhi en el lago Onega en la República de Carelia, Rusia.   Es un conjunto arquitectónico de gran valor artístico que contiene edificios exclusivamente de madera. Desde 1990 está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, señalando entre otras cosas: “Estas inusuales construcciones, en la que los carpinteros crearon una audaz arquitectura visionaria, perpetúan un antiguo modelo de espacio parroquial y están en armonía con el paisaje que las rodea”.

Sigue leyendo

La temporada de abedul


Abril en Rusia es la mejor temporada para recolectar algo muy especial en nuestra cocina: el zumo de abedul, como lo llamamos. Por supuesto, no es ningún zumo, sino la savia del árbol que a finales del invierno y a principios de la primavera se desplaza intensivamente desde abajo hacia arriba debido a la tensión en las raíces. Después del largo y frío invierno los árboles se despiertan y su savia empieza circular por sus conductos, acumulando ciertas cantidades de azúcar, pero antes de la aparición de las hojas.

Sigue leyendo

El Día Internacional del Mar Negro


Desde  el año 1996 el 31 de octubre se celebra el Día Internacional del Mar Negro. Era entonces cuando los países cuyas orillas bañan sus aguas – son Bulgaria, Rusia, Georgia, Rumania, Turquía y Ucrania – firmaron el Plan Estratégico de Acciones para la Defensa y Rehabilitación del mar Negro.

Sigue leyendo

Mar y montaña: sus historias e imágenes


Como ya os conté algo sobre Maksimilián Voloshin y su vida en Koktebel, no es posible olvidarse de Kara Dag, un macizo volcánico que se ve claramente desde la casa del poeta. Hasta que él y sus amigos siempre veían el perfil de la cara de Voloshin en el relieve de la montaña más próxima a Koktebel y siempre visible desde las ventanas de la casa .

P1070515ab

Sigue leyendo

Bayas: todos los colores, sabores y diversidad


A mí me parece muy interesante cómo la lengua refleja la realidad de cada pueblo y la existencia o ausencia de ciertas cosas en su vida dependiendo de su situación geográfica u otras razones. Sin duda ya sabéis que existe una creencia popular que  las lenguas nativas de los pueblos esquimales tienen  un gran número de palabras para nombrar la nieve. Algo parecido se observa con muchas otras cosas. Por ejemplo, en la lengua española hay un gran número de nombres de los crustáceos y moluscos, mientras en la rusa nunca vimos tanta su diversidad y por lo tanto nos contentamos con tan sólo dos o tres. Y por el contrario, he descubierto que en la lengua española faltan los nombres para muchos frutos que tenemos en abundancia en verano en Rusia. Por ejemplo, todos esos arándanos o grosellas con distintos epítetos se refieren de verdad a una clase enorme de frutos cada de los cuales es singular. En la lengua rusa hay muchas palabras para llamarlos todos con los nombres no científicos sino populares. Y hoy quiero contaros y mostraros algunos de ellos (frutos, palabras no), cuanto y más ya está empezando su temporada.

Sigue leyendo

La primavera en la Isla de los Alces. Animales, el zumo de abedul, flores de felpa y mucho más


Poco a poco llega la primavera a nuestra tierra. Las noches todavía presentan las temperaturas bajo cero, pero durante el día sale el sol y calienta el aire hasta unos +5 – +10 grados centígrados. La nieve que cubría todo el suelo con una capa gruesa ya empezó derretirse, y en las calles de la ciudad casi se derritió. Pero no es así en los parques y bosques. La capa de la nieve todavía se mantiene y alcanza un grosor de un medio metro. Las superficies de las sendas peatonales tienen un aspecto del granizado.

P1090408a

Sigue leyendo